Post Thumb
E

l cambio comercial, adaptándose a la nueva realidad que vive el país es palpable en muchas tiendas del Puerto Libre de Margarita. Ahora es frecuente observar en muchos negocios, espacios, establecimientos comerciales que tradicionalmente se instalaron y crecieron como tiendas dedicadas a la venta de prendas de vestir: ropa, camisas, pantalones, zapatos, accesorios para dama y caballeros. La Situación país lo han llevado a ceder sus espacios a la comercialización de mercancía que tradicionalmente se encontraba en supermercados; así encontramos ahora una variedad de frutas, víveres, productos de consumo masivo diversos, han aparecido los “Minimarket”, que incluye variedad de productos naturales y procesados. De todo tipo de productos. Pudiendo “convivir” la ropa, zapatos, con los productos de consumo masivo como arroz, azúcar, víveres, aceites, hortalizas.

En otros espacios siguen con la ropa, zapatos, con la mercancía del puerto libre, pero han abierto unas estanterías a los víveres, a los productos envasados que no generan ninguna molestia, sino que son parte de la respuesta, una manera de satisfacer la demanda del consumidor. Leche, azúcar, víveres, arroz, pasta, conviven con la mercancía seca, con camisas, zapatos, pantalones, una actividad comercial sana, pero cargada con una alta dosis de realidad. Y que la mercancía “importada”: los productos del Puerto Libre han escaseados, traerlos significa una gran erogación económica. Además la preferencia es la alimentación.

El cambio de ramo, la adaptación a ofrecer lo que se consigue, lo que el consumidor, el usuario busca. Productos de la dieta básica, y en eso los comerciantes asiáticos, los comerciantes de todas las nacionalidades están muy claros. Hay que producir para mantener el personal, la estructura comercial, para no cerrar las puertas, buscar mercancía por aquí por allá, pero hay que avanzar, hay que mantenerse activo; una alternativa económica que cobra mucha vigencia, ofrecer de todo. Igual situación se ha dado en las farmacias, ya no solo se mantienen con las medicinas, preparación de fórmulas, medicamentos, sino que han tenido que abrirle paso a los helados, chucherías y otro tipo de mercancía. Galletas, productos de la higiene personal. Cada cosa en su lugar, que le da opciones al visitante, al consumidor a escoger lo que busca de acuerdo a sus necesidades y a sus limitaciones económicas. .. De allí que en cada esquina habrá una tienda con todo, con ese concepto de atención y servicio.